Cómo es la actitud personal en el grupo

Objetivo:

Evaluar las actitudes y comportamientos de los integrantes de un grupo, ya sea en las reuniones como en las actividades concretas que el grupo se propone realizar.
Esta dinámica se puede realizar después de una reunión, después de una actividad concreta que el grupo haya realizado, o después de un determinado tiempo de trabajo, cuando se quiere hacer una evaluación.

Desarrollo:

Se da a cada integrante los siguientes esquemas de evaluación:

Del 1 al Cinco: Nunca, muy poco, a veces, a menudo, mucho:

-          Interés por la tarea encomendada.
-          Muestra apatía y poca responsabilidad frente al trabajo del grupo.
-          Toma iniciativa
-          Aporta ideas nuevas al grupo
-          Tiene una actitud de cooperación eficaz.
-          Individualista, actitud competitiva.
-          Constancia y permanencia en la vida del grupo.
-          Nunca está a tiempo para las sesiones, aparece y desaparece.
-          Hace trabajar al grupo.
-          Obstaculiza el trabajo en común.
-          Integrado al grupo.
-          No logra integrarse al grupo.
-          Invita y es sensible a la participación de otros.
-          Se da poca cuenta de lo que otros miembros del grupo sienten.
-          Sabe escuchar.
-          Interrumpe, le cuesta aceptar opiniones ajenas.
-          Es un factor de cohesión en el grupo.
-          Crea dificultades y conflictos.
-          Es como la conciencia crítica del grupo. Hace avanzar al grupo como tal.
-          Es pasivo frente a lo que vive el grupo.
-          Busca soluciones cuando el grupo enfrenta conflictos y/o problemas.
-          No aporta en los momentos difíciles.
-          Propone ideas nuevas y estimula al grupo
-          Agradable y ayuda al clima en el grupo.
-          Interrumpe a los otros cuando hablan.
-          Piden informaciones, clarificaciones.
-          Escucha con atención a los otros.
-          Hace comentarios sobre la marcha del grupo.
-          Defiende sus ideas, sus opiniones personales.
-          Anima la participación de los otros.
-          Acepta hacer compromisos.
-          Verbaliza sus sentimientos, expresa sus reacciones personales.
-          Resume y relaciona las intervenciones.
-          Restablece la calma en períodos de confusión o desorden.
-          Por su intervención o actitudes suscita conflictos.
-          Hace proposiciones de conciliación.

Cada integrante completa su hoja de evaluación, marcando la intensidad con la que cree ha estado participando en el grupo y en las actividades que éste se propone evaluar.
Después del tiempo establecido, cada uno presenta al grupo lo que considera fue su forma de participación y actitud con el grupo, y los demás integrantes cuestionarán lo que se va presentando.